Peña el Soniquete
 Móstoles

 Un grupo de hombres dentro de una sauna de un club, cuando un
     móvil suena. Uno de los hombres lo coge y contesta:

     - Sí?
     - Cariño, eres tú? Es que se oye fatal.
     - Hola.
     - Estás en la sauna?
     - Sí
     - Es que estoy enfrente de un escaparate de una tienda, viendo un
     abrigo de piel precioso. Puedo comprarlo?
     - Cuanto vale?
     - Pues 300.000 pesetas.
     - Vale, y cómprate un bolso a juego, amor mío.
     - Es que ...., bueno, resulta que he pasado por el concesionario de
     coches y pensaba que igual era ya el momento de cambiar el nuestro, así
     que entré y pregunté y no sabes qué? Pues resulta que el BMW está en
     oferta y hay uno monísimo, que me ha gustado mucho.
     - Cuanto vale el coche con la oferta?
     - Sólo 6 kilos, pero es que el coche es fantástico.
     - Bueeeeeno, cómpralo y pide los accesorios, eh? Si sube un poquitín
     más, como situación excepcional no me enfadaré
     La otra viendo que hoy todos sus pedidos 'colaban' decidió arriesgarse.
     - Cariño, recuerdas que mamá quería venir a vivir con nosotros? te
     parece que la invite por un mes, como a prueba, y el mes que viene lo
     volvemos a hablar?
     - Bueeeeeeeeno, pero no pidas nada más, eh?.
     - Si, si está bien. Ah, y... te quiero mucho!!
     - Yo también te quiero, un besito y te dejo.

     Al colgar el teléfono, el hombre se gira al grupo y pregunta:

     - ¿De quién es este móvil????


 Un individuo va conduciendo y se salta una señal de "stop" descaradamente, 
pero es observado por un guardia civil que le da el alto.
- Buenas tardes, caballero. Haga el favor de mostrarme su permiso de conducción.
- ¿Y eso?  ¿Passsa algo?, reduje la velocidad y, además, no venía nadie.
- Las normas de circulación obligan a pararse, no a reducir la velocidad.
Su documentación, por favor.
- ¡No me jodas! a ver, ¿Cuál es la diferencia, so listo?
- La diferencia es que debía haberse detenido completamente
en vez de aminorar la marcha. Los papeles, pero ¡YA!
- ¡Y dale con la brasa!, si usted es capaz de enseñarme la diferencia
entre reducir y parar, le mostraré mis papeles.
- Muy bien, le haré una demostración. Haga el favor de apearse del vehículo.
El individuo, intrigado, sale del vehículo al tiempo que el guardia civil
saca la defensa (porra) y comienza a darle una tanda de golpes que le dejan doblado. Entonces, el guardia civil le pregunta:
AHORA LISTILLO, ¿DESEA USTED QUE ME PARE O QUE REDUZCA LA VELOCIDAD?

 

 Un tipo llega a su casa y le dice a su mujer: 
 
Te cuento Julia, que vengo de ver una película porno, y no te imaginas la cantidad de locuras que allí se ven.
¡¿Qué me dices, Manolo?!... ¡Cuéntame!... 
No te imaginas cómo se quejan las mujeres cuando hacen el amor... Sabes,
yo creo que eso nos falta para ponerle más sazón a nuestro matrimonio.
¿Te gustaría que yo me queje, Manolo? Estaría muy bien, Julia. 
¿Por qué no lo intentas?
Y efectivamente, la pareja se dispone a poner en práctica la novedad. 
Esa noche el hombre empieza a acariciarle los hombros a la mujer y ella le pregunta: 
¿Empiezo a quejarme? 
No, todavía no Julia. 
Continúa acariciándole la cintura, las piernas y la esposa nuevamente le pregunta:
¿Ahora? ¿me quejo ya? 
Espera un poco más. A los 20 minutos el hombre sube a donde tiene que subir y
empieza a hacer lo que tiene que hacer y le dice a su mujer al oído:
- Ahora Julia, ahora ¡¡¡¡¡comienza a quejarte!!!!!
¡¡¡¡Ay Manolo, los niños están cada día más insoportables; el dinero que me das diario no me alcanza;
el pequeño necesita zapatos nuevos; tu madre llama para joder todos los días; se acabó el gas;
tenemos que comprar un frigorífico nuevo; ya no sé qué cocinar!!!!! y para colmo no me viene la regla...
¿¿¿SIGO QUEJÁNDOME MANOLO???


 
Esto es un ejemplo, para no llevar nunca, trabajo a casa,,,,Manué

Un empleado de una funeraria trabaja de noche, para examinar cuerpos antes que estos sean sepultados o cremados. 
 

        Examina un cuerpo identificado como José Pirilo, que está pronto para ser cremado y descubre que el difunto posee un pene tan grande,  jamás visto en su vida.  
 

 
        - "Disculpe, Sr. Pirilo (Piensa el empleado). Más no puedo mandarte al crematorio con esa cosa tan grande. Ella tiene que ser conservada para la posteridad! "  
 

 
        Con un bisturí remueve el gran pene del muerto, lo guarda en un frasco y se va para la casa. A la primera persona a quien él muestra tal moustrosidad, es a su mujer.  
 

 
        - "Tengo algo increíble para mostrarte, querida. No vas a poder creerlo!" 
 
        Después, abre el frasco y.... al ver el contenido,  su mujer grita horrorizada:
 

        - !OH, mi Dios!  !Se ha muerto Pirilo!
 

Moraleja

JAMÁS ..PERO JAMÁS

LLEVES TRABAJO PARA CASA.