Peña el Soniquete
 Móstoles

Las adivinanzas suelen estar dirigidas a los niños para que adivinen animales, frutas, objetos, etc.
En este sentido, las adivinanzas cuentan con un componente educativo
 más allá del lúdico,
que busca el desarrollo mental del pequeño.
El niño, ante una adivinanza, debe estar atento al enunciado,
analizarlo y razonar para hallar la 
respuesta.
La formulación en rima, por su parte, ayuda al aspecto lúdico.
 

 1- De mi belleza puedo presumir,
blanco como la cal, todos lo saben abrir, 
y ninguno lo sabe cerrar.
 2- En verdes ramas nací, en molino
me estrujaron,  en un pozo me metí, 
y del pozo me sacaron 
a la cocina a freír.
3- Me llegan las cartas
y no sé leer
y, aunque me las trago,
no mancho el papel. 
 4- Por caminitos de hierro,
el gusano de metal,
en su barriga transporta
la gente por la ciudad,
llevándola por un túnel
en completa oscuridad.
 5- Una capilla llena de gente
y un capellán en medio
que predica siempre.
 6- Se parece a mi madre
pero es más mayor,
tiene otros hijos
que mis tíos son.
 7De tus tíos es hermana,
es hija de tus abuelos
y quién más a ti te ama.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1- el huevo.
2- el aceite.
3- el buzón.
4- el metro.
5- la boca.
6- la abuela.
7- la madre.